Pútrido

Cuento de Leonardo J. Espinal   —Lo afrontaremos juntos, cariño —murmuró con el corazón en la garganta.  —No entiendo…se supone que es hasta la vejez —lamentó con auténtico dolor mientras sus afligidos ojos se fijaban en las aspas del molesto ventilador de techo—. Esto nos destruirá a los tres —murmuró. —No digas eso, tú sabes muy…